Los menores en el divorcio: especial protección en mediación

Las parejas se rompen, los matrimonios se acaban pero la relación padre/madre-hijos no, la familia se transforma pero no termina.

Cada día vemos como en muchos casos se produce una judicialización del conflicto y un divorcio se convierte en una “lucha” por los hijos, el piso, el coche, etc.

Muchas sentencias ya recomiendan a los progenitores acudir a mediación familiar para evitar o poner fin a largos y complejos procesos de divorcio, modificaciones, custodias, etc.

En este artículo editorial Sepin recuerda la importancia de no judicializar los conflictos familiares prestando especial atención en los efectos que ello puede tener en los menores.

Podéis leer el artículo en el siguiente enlace: Judicialización del conflicto y menores

Anuncios