Un caso real: la mediación es necesaria

 puente boceto david cruz recEsta mañana, me ha llamado una chica para preguntarme qué es la mediación familiar. Al parecer, alguien le había comentado que, en mediación, se trata de llegar a acuerdos, y quería ponerle fin a un complicado divorcio contencioso.

Ella necesitaba, según sus palabras, alguien que mediara entre las partes, que les ayudara a resolver el conflicto en base a lo que ambos querían, no alguien que creara tensión y tomara decisiones por ellos.

Ella me decía que era imposible llegar a acuerdos con su ex-pareja, pero ellos mismos habían establecido un régimen de visitas, por lo que quizás quien no podía llegar a un acuerdo eran los letrados. No voy a criticar la labor letrada porque no me parece ético entre compañeros, pero en muchas ocasiones hay que OIR al cliente y analizar lo que realmente quiere, fuera de nuestra opinión o visión de los hechos.

El mediador no valora ni sanciona comportamientos del pasado solo hacer ver a las partes la necesidad de llegar a un acuerdo y les devuelve la confianza en sí mismo de que pueden hacerlo.

La chica me decía, al explicarle las características del proceso de mediación, que le parecía importantísmo poder decidir cómo organizar la vida de sus hijos, y que realmente ella solo necesitaba conocer todas las opciones legales y poder negociarlas con su ex-pareja.

Cuando alguien acude a Mediación necesita ser escuchado, recuperar la comunicación con la otra parte, y sentirse capaz de negociar y llegar a acuerdos.