Mediación Familiar

MEDIACIÓN FAMILIAR

Es posible encontrar una solución a su conflicto

  • QUE ES LA MEDIACIÓN

  • LITIGIO JUDICIAL – CONFLICTO FAMILIAR

  • CARACTERÍSTICAS DE LA MEDIACIÓN

  • QUIÉN PUEDE SOLICITAR LA MEDIACIÓN 

  • EL PROCESO

  • QUE TEMAS SE PUEDEN TRATAR EN MEDIACIÓN FAMILIAR

  • ¿ABOGADO O MEDIADOR?

  • LEGALIDAD DE LOS ACUERDOS

 

QUÉ ES LA MEDIACIÓN

Es un método pacífico de gestionar y solucionar conflictos en el que dos o más partes intentan voluntaria, libre y consensuadamente alcanzar un acuerdo con la intervención de un mediador.

La mediación es un proceso extrajudicial y flexible que facilita que sean las propias partes las que resuelvan el conflicto sin tener que recurrir (o para finalizarlo anticipadamente) a un proceso judicial.

La mediación se basa en la idea de cooperación y no en la de enfrentamiento. Pretende que las personas puedan comunicarse desde el respeto y hacer del diálogo el cauce para manifestar sus necesidades e intereses. En todo este proceso, la persona mediadora será quien ayude a ir deshaciendo los nudos en los que, a menudo, nos enredamos cuando tenemos una disputa. El mediador tratará de facilitar un espacio a las personas en conflicto, donde sea posible hablar y sentir que nos escuchan, donde sea posible la comprensión mutua de todas las razones, motivos, intereses o necesidades.

LITIGIO JUDICIAL – CONFLICTO FAMILIAR

El litigio judicial es el sistema habitual al que acuden las personas para resolver sus conflictos. Pero la intervención de los Juzgados y Tribunales ofrece opciones limitadas y, en la mayoría de las ocasiones, coloca a las partes en posición de vencedores y vencidos.

Los conflictos familiares afectan de manera muy especial en la vida de los que se ven inmersos en ellos de forma directa (las partes) e indirecta (familiares y amigos). Suponiendo para muchos un trauma de enorme trascendencia y generando sentimientos de rencor y odio que perjudican no solo a las partes sino también a hijos y familiares. Y generando graves perjuicios en sus economías y en el desarrollo y organización de sus vidas.

En el ámbito familiar el procedimiento contencioso además de enquistar el conflicto y afianzar las diferencias entre quienes, en la mayoría de los casos han de continuar relacionándose (padres, hermanos, etc.), provoca una profunda insatisfacción con el resultado, lo que, en ocasiones, conlleva a que “tras la sentencia empiece el verdadero pleito”.

En general, vivimos el conflicto como algo muy negativo que nos hace sufrir pero el conflicto es algo natural en cualquier relación humana y puede ser un elemento que nos ayude a reforzarnos y a fortalecer nuestras relaciones. Solo debemos aprender a gestionarlo de manera adecuada y la mediación es el mejor método de resolución pacífica de conflictos familiares y sociales.

CARACTERÍSTICAS DE LA MEDIACIÓN

Es un proceso voluntario, confidencial, flexible y eficaz en el que la actuación del mediador se regirá por los principios de igualdad, neutralidad e imparcialidad.

  • Es un método sencillo y flexible que se adaptará a las necesidades y particularidades de cada caso.

  • Confidencial: las partes podrán hablar de cuantos asuntos deseen puesto que todo lo que se diga en las sesiones de mediación será confidencial.

  • Reduce el coste económico y evita en muchos casos  largos y costosos procesos judiciales.

  • Establece/mejora la comunicación.  Restablece la comunicación entre las partes para que alcancen acuerdos estructurados, duraderos y que produzcan en ambas satisfacción y ventajas. Son las partes las que configuran su nueva organización y estructura familiar puesto que conocen mejor que nadie sus intereses y  pretensiones.

   En mediación se habla, se escucha, 

se negocia y se toman decisiones

QUIÉN PUEDE SOLICITAR LA MEDIACIÓN            

  1. Cualquier parte en conflicto a fin de alcanzar un acuerdo antes, durante o después de un procedimiento tanto contencioso como de mutuo acuerdo.

  2. También el Juez puede proponer previamente o durante el proceso que usen los servicios de mediación.

Artículo 16 del Decreto 37/2012 de 21 de febrero que aprueba el Reglamento de Desarrollo la Ley Ley 1/2009 de Mediación Familiar, “El procedimiento de mediación familiar se iniciará a instancia de las partes interesadas, bien por iniciativa propia, o, en su caso, mediante propuesta del órgano judicial o de los servicios públicos,…”

EL PROCESO

  • Sesión informativa: explicación a las partes del proceso y las características.

  • Recopilación de datos, definición del problema, versión común

  • Búsqueda de opciones: Generación de soluciones

  • Negociación: Elección de una solución consensuada – Acuerdo

  • Seguimiento: desarrollo, puesta en práctica, cumplimiento.

El proceso de mediación consta de diversas sesiones durante las cuáles el mediador familiar aplica las técnicas y habilidades de resolución de conflictos para lograr que ambas partes por sí mismas logren un acuerdo. Durante las diversas sesiones las partes tratarán cuantos asuntos consideren necesarios, expresando sus ideas, opiniones e intereses, y negociando las diferencias y controversias existentes para llegar a acuerdos lo más beneficiosos posibles para todos los miembros de la familia.

QUE TEMAS SE PUEDEN TRATAR EN MEDIACIÓN FAMILIAR

En mediación familiar pueden tratarse todo tipo de conflictos familiares, así entre otros:

  • Acuerdos prematrimoniales

  • Conflicto de pareja: separación, divorcio y nulidad.

  • Parejas de hecho: constitución, ruptura, derechos y obligaciones.

  • Modificación de medidas: régimen de visitas, alimentos, custodia.

  • Incumplimientos del Convenio regulador

  • Mejora de la convivencia familiar, conflictos padres e hijos.

  • Conflictos intergeneracionales: cuidado de mayores/dependientes.

  • Conflictos hereditarios: Reparto de bienes, abono de deudas, etc.

  • Prevención para mejora de las relaciones.

  • Relaciones padres/tutores -hijos, adoptantes – adoptado

¿ABOGADO O MEDIADOR?

La mayor parte de los conflictos pueden ser resueltos en mediación, por eso te aconsejamos que conozcas un proceso poco conocido en España pero muy eficaz y usado desde hace años en otros países.

LEGALIDAD DE LOS ACUERDOS

Conforme a la Ley 5/2012, de 6 de julio, de Mediación en Asuntos Civiles y Mercantiles los acuerdos alcanzados en mediación tienen plena eficacia legal y obligan a las partes.

Además lo más difícil ya está conseguido, los acuerdos, ratificarlo es un mero trámite, más cómodo y más sencillo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s